María Santísima del Rosario… de Aznalcóllar

María Santísima del Rosario bajó ayer al suelo de Aznalcóllar para agradecer los honores que el pueblo le rindió con motivo de su glorioso LXXV aniversario como titular de nuestra corporación.

A las 21:30 hrs. la Corporación Municipal encabezada por el Excmo. Alcalde de Aznalcóllar y en presencia de la Junta de Gobierno de nuestra hermandad descubrió el rotulo de la Plaza Virgen del Rosario. El acto fue acompañado por la Banda Municipal de Música de Aznalcóllar, que interpretó el Himno de Andalucía y el Himno Nacional.

A continuación, todos los asistentes se dirigieron a la Plazoleta de la Cruz de Arriba a los sones de ‘El Romerito’.

La Virgen los esperaba en la Capilla, convertida de forma excepcional en el salón del trono al que nuestra Reina y Madre baja para acercarse a sus hijos, algo que solo ocurre en el mes de Octubre para su triduo y besamanos.

El exorno floral corrió a cargo de Floristería Grado, de Sevilla, y estuvo compuesto por claveles blancos, para la Virgen, y rojos, para la Cruz, orquídeas y azucenas, que inundaron con su aroma el aire de la Capilla.

Completamente vestida de blanco, fue la protagonista absoluta de un acto en el que destacó el cuidado protocolo y la emoción de todos los presentes, que abarrotaban el interior y el exterior de la Capilla.

En primer lugar tomó la palabra nuestro Hermano Mayor, D. Nicasio Sánchez Hidalgo, que dio la bienvenida a todos los asistentes. A continuación, nuestra Secretaria, Dª. María del Valle Leal Rodríguez de Torres, procedió a la lectura del acta por el que el Excmo. Ayuntamiento de Aznalcóllar aprobó en pleno y por unanimidad la concesión de la plaza y la Medalla a la Santísima Virgen.

Tras esta intervención, nuestro Director Espiritual, D. Francisco Vega Durán, bendijo la Medalla de Oro de la Villa, que fue colocada en el pecho de la Virgen del Rosario por el Excmo. Sr. Alcalde, D. Juan José Fernández Garrido, en nombre del pueblo de Aznalcóllar, actuando nuestro Hermano Mayor como testigo del momento en nombre de la Hermandad.

La medalla, realizada por la joyería El Toisón, de Sevilla, recoge el escudo de Aznalcóllar. En su trasera lleva grabada la inscripción:

‘El pueblo de Aznalcóllar a María Santísima del Rosario en el LXXV Aniversario de su llegada.
2.06.2018
Rosario, tu pueblo te corona.’

El lazo del que pende ha sido realizado en los talleres de Artesanías Sosa y Medrano, bordado en oro fino y matizado con sedas con los colores de la bandera de nuestra localidad.

Salvas de cohetes, repique de campanas y el pasodoble ‘Aznalcóllar’, interpretado en la plazoleta por la Banda Municipal de Música, saludaron este momento histórico.

Nuestro Hermano Mayor tomó una vez más la palabra para formular los pertinentes agradecimientos, terminando su intervención con vivas a la Santa Cruz de Arriba, a María Santísima del Rosario, al pueblo de Aznalcóllar y a nuestra Hermandad.

Por último, el coro de la Hermandad entonó la Salve a la Virgen, que fue acompañada por los cantos y las lágrimas de los presentes.

Terminada la parte institucional de los actos previstos para ayer, 2 de junio de 2018, tuvo lugar el concierto de estreno de las marchas compuestas con motivo del LXXV aniversario de la Virgen.

El concierto corrió a cargo de la Banda Municipal de Música de Aznalcóllar, dirigida por D. Pedro Domínguez Mellado, y fue presentado por D. Álvaro Carmona, que acompañó su presentación de una glosa poética con la que cubrió de alabanzas a la Virgen y recogió en versos llenos de belleza y emoción los momentos vividos aquella noche: la inauguración de la plaza y la imposición de la Medalla de Oro de la Villa.

Como colofón sonaron las marchas ‘María Santísima del Rosario’, obra de D. Juan Jesús Bernal Casto, y ‘¡Viva la Virgen del Rosario!’, compuesta por D. Rubén Jordán Flores. Ambos estrenos fueron acogidos con entusiastas aplausos por parte del público asistente al concierto, que ya imaginaba a la Virgen por las calles de nuestro pueblo a los sones de ambas composiciones.

Terminó así una noche histórica que bien podría resumirse con los últimos versos dedicados por D. Álvaro Carmona a la Santísima Virgen:

‘Por eso no más palabras
y sí decir lo que toca.
Pues con los años que lleva
en su pueblo y en los Dogmas,
porque es Reina de este mundo
todo el honor la corona.
Se va diciendo en Sevilla
y allá por donde la nombran
que te espera su Capilla
y por el amor que goza…
¡No es Rosario en Cruz de Arriba!
¡Es Rosario de Aznalcóllar!’

Fotografías de N.H. Dña. Rosalía Borrero

[Best_Wordpress_Gallery id=»26″ gal_title=»medallavilla»]