N.H.D. Francisco Javier Segura Márquez, pregonero de las Fiestas Grandes de 2018

El Hermano Mayor y la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Exaltación de la Santa Cruz de Arriba y María Santísima del Rosario de Aznalcóllar tienen el enorme placer de anunciar como Pregonero de las Fiestas Grandes de 2018 a N.H.D. Francisco Javier Segura Márquez, Pregonero de la Semana Santa de Sevilla del año 2013.

Nacido en Sevilla en 1985, es Licenciado en Historia del Arte por la Universidad Hispalense. De gran convicción cristiana y profundamente cofrade, su enorme inquietud artística e intelectual le ha llevado a desarrollar todo tipo de trabajos en ámbitos tan dispares como la música (es organista y letrista), la investigación, la prensa, la creación literaria (por la que ha obtenido varios premios), el comisariado de exposiciones, etc.

Aunque, sin duda, el ámbito donde más proyección ha alcanzado ha sido en el del pregón. Su currículum en esta materia es apabullante.

Dentro de los Pregones que ha tenido a cargo cabe destacar los de las Juventudes de San Esteban y la Divina Pastora de Santa Marina (2003), el Pregón del LXXV Aniversario de la Divina Pastora de Hinojos (2004), el Pregón de la Juventud de los Javieres y el Pregón de la Hermandad del Rocío del Cerro del Águila (2005), el Pregón de la Juventud de la Hermandad del Buen Fin y el XXVII Pregón del Rosario de Montesión (2006), la XVII Exaltación de las Hermandades del Martes Santo, el XXVII Pregón de la Hermandad de la Hiniesta y el Pregón del LXXV Aniversario de la Fiesta de la Subida de Cantillana (2008).

En 2009 pronunció el Pregón de las Glorias de Sevilla. En 2010 pronunció el Pregón de la Semana Santa de Utrera.

En el año 2011 pronunció el XXV Pregón de la Real Hermandad Sevillana de Nuestra Señora de la Cabeza, Patrona de Andújar, el Pregón de la Juventud de la Hermandad de la Esperanza de Triana, el Pregón de la Semana Santa de Santiponce.

En el 2012 pronunció el Pregón de las Fiestas Patronales de Nuestra Señora de la Oliva de Salteras y el Pregón de la Esperanza, en la Basílica de María Auxiliadora, ante la titular de la Hermandad de la Trinidad.

Así, en 2013 el Consejo de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Sevilla decide nombrarlo Pregonero de la Semana Santa de ese año. Subido a las tablas del Teatro de la Maestranza pronunció un pregón memorable y lleno de aire fresco que en varias ocasiones logró poner en pie al público allí presente.

Desde entonces hasta nuestros días, su actividad como pregonero ha sido incesante.

Su relación con nuestra hermandad comienza el mismo año en que pronuncia el Pregón de la Semana Santa de Sevilla. Con motivo de la exposición en torno al 230 aniversario fundacional de nuestra corporación nos visita para participar en una de las mesas redondas organizadas para la ocasión.

Prendado de nuestras Titulares y de la singularidad de nuestra devoción y nuestras celebraciones, termina sellando su vínculo con nuestra corporación haciéndose hermano aquel mismo año, siendo la nuestra una de las pocas hermandades a las que pertenece fuera de la ciudad de Sevilla.

Constantemente dispuesto a colaborar con esta su hermandad, su respuesta ante cualquier muestra de agradecimiento siempre es la misma: “Todo por la Cruz”.

No en vano, él fue el principal responsable de que se nos diera la oportunidad de protagonizar y exponer nuestro patrimonio en la muestra cofrade de la Diputación de Sevilla, siempre orgulloso de llevar por bandera estas tradiciones nuestras que un día le enamoraron.

Llega pues D. Francisco Javier Segura Márquez a las puertas del reto que supone pregonar estas fiestas del LXXV aniversario de María Santísima del Rosario gozando de un profundo conocimiento de nuestra historia, de nuestra idiosincrasia, de nuestras Fiestas (tuvo la ocasión de vivir cada jornada de las de 2014), de nuestra fe y nuestra devoción, que son también las suyas, de cómo vive y cómo siente la Cruz de Arriba.

Recibe, hermano, desde estas líneas, en nombre de la Junta de Gobierno y de toda la Hermandad de la Cruz de Arriba, nuestro más sincero agradecimiento por la aceptación del difícil encargo de anunciar la gloria del mes de julio, de pregonar la dicha infinita de ser de la Santa Cruz de Arriba y de María Santísima del Rosario de Aznalcóllar.